Potenciar la salud

Tener salut és uno de los tesoros más apreciados. La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

Hay muchos profesionales de la salud que dan mucha importancia a la prevención de la enfermedad. Estoy de acuerdo pero se puede ir más allá. En vez de prevenir la enfermedad sería ¿qué se puede hacer para potenciar la salud?

Nadie lo puede negar. El estado anímico repercute directamente a la salud. Cambiando hábitos alimentarios, personales y sociales seguro que nos ayudará a encontrarnos mejor.

Unas sencillas pautas para conseguirlo:

Alimentación. Hipócrates, considerado como el padre de la medicina hace 2500 años, lo decía de la siguiente manera: 'Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina'. Alimentación consciente, es decir, huir de lo que no conviene, potenciar alimentos saludables, escuchar al cuerpo y vigilar lo que se come y cómo se come.

Buen descanso. Dormir las horas necesarias, sin tener que utilizar tranquilizantes para acostarse ni estimulantes por las mañanas y despertarse con la sensación de haber descansado.

Buenas digestiones. Al igual que el descanso, no necesitar ningún tipo de ayuda externa.

Ejercicio físico. No hay que hacer maratones, ni entrar en obsesiones pero mover el cuerpo a diario un mínimo de treinta minutos es suficiente.

Sexo saludable. Vivido con naturalidad y libertad. Hacerlo con consciencia, no porque toca hacerlo.

La risa provoca la liberación de hormonas como la serotonina (produce efectos calmantes), la dopamina (mejora el estado de ánimo) y la endorfina (actúa como analgésico), también disminuye el nivel de estrés, se consigue más vitalidad y energía, y oxigena el organismo, entre otros.

Prácticas como el Yoga, Tai-chi, Chi-kung, Shiatsu buscan la armonía del cuerpo y la mente. Cada una tiene sus particularidades y cada uno tiene que encontrar la que más le encaja.

Pensamientos positivos. Desvincularse de la negatividad y de verlo todo de color negro. Ampliar la visión de la vida transformando los pensamientos negativos en positivos. Ya lo dice el dicho: 'menta sana, cuerpo sano'.

Estar en contacto con la naturaleza. Últimamente se habla de la práctica de los 'baños de bosque', una técnica que estando en contacto con árboles milenarios repercute positivamente en la salud.

Buena calidad en las relaciones sociales. Mantener y construir amistades de las buenas y huir de las personas que no convienen.

Respiraciones conscientes. La respiración si se hace de manera consciente es un sedante natural que aporta muchos beneficios. Entre otros, nos permite conectar en el presente y nos ayuda a controlar las emociones negativas.

Meditación. Practicar diariamente meditación también nos aporta muchos beneficios y además, nos ayuda a suavizar los pensamientos, nos hace ser conscientes de vivir el presente y nos conecta con nuestra esencia, esa parte pura e innata que nos acerca a vivir en paz interior.

No se trata de saber las pautas. Se trata de ponerlas en práctica. Empezar por pequeños cambios, los más sencillos, y poco a poco ir introduciendo otros creando un hábito. El esfuerzo tiene recompensa: gozar de buena salud.

José de Letamendi (1828-1897) lo resumía de esta manera:

Vida honesta y ordenada, usar de pocos remedios y poner todos los medios de no apurarse por nada. La comida moderada, ejercicio y diversión, no tener una aprensión, salir al campo algún rato, poco encierro, mucho trato y continua ocupación.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Glòria Rabell
Terapeuta transpersonal
Instructora de meditación
Coach lúdico
Diseño web: Knüt

¿Quieres vivir una vida llena? Te doy las claves

Ebook Como vivir una vida llena
Descarga el ebook gratis 👉
¡Sí, lo quiero!
phone-handsetcrossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram