Pasado, futuro o presente

Solo existe el presente, el famoso aquí y ahora. Todo lo demás es mental, no es real. Vivir obsesionado/a hacia el pasado o preocupado/a hacia el futuro, te priva de lo que hay ahora. Puede ser que el ahora no te guste, entonces pregúntate qué es lo que puedes aprender de lo que estés viviendo y transfórmalo, créalo a tu gusto, cámbialo, mejóralo. Sólo depende de ti. Y, si el ahora te gusta, disfrútalo como nunca sabiendo que esa experiencia, ese momento, es único.

El pasado

Los recuerdos te transportan al pasado. No hay nada malo recordar experiencias, situaciones o relaciones pero sí de quedarte atrapado/a a ello, porque este enganche obsesiona y priva de saborear el presente, el único momento real que existe.

Los pensamientos obsesivos pueden ser agradables o no, según los clasifique la mente. Si son buenos estás de lleno a una melancolía. Puede que lo que viviste ayer o años atrás fuera mejor pero si tu mente sólo está allí es una muestra que el presente no es de tu agrado. Cámbialo. Haz lo que sea necesario para que puedas vivir el ahora de la mejor manera posible.

Si no lo son puede que estés enganchado/a a un victimismo, a un ‘pobre de mí por lo que me pasó’. Esta actitud es pasiva, conformista y no ayuda a reponerse de la situación. Lo que pasó, pasado está. Utilízalo para aprender de ello y para crecer como persona. Enfrentarte a tu pasado es el camino para salir del victimismo.

El futuro

El futuro se relaciona con la incertidumbre. Y ésta, con la preocupación. No sabes lo que va a ocurrir en tu vida pero la sueñas, la idealizas, creas expectativas y, mientras tanto, te pierdes el presente. En una ocasión escuché que ‘preocuparse por un futuro inexistente es como pagar intereses de una hipoteca que no tienes’.

Si te preocupas en exceso es que no aprecias el presente. No hay nada malo en organizar planes, realizar un futuro pero no desde la ensoñación, sino desde el presente. En este sentido John Lennon decía que ‘la vida es aquello que te va sucediendo mientras estás  ocupado haciendo otros planes.’

Hazte el mejor regalo: cambia para vivir el presente

Tanto si eres de los que están atrapados a un pasado o si eres de los que están enfocados a un futuro inexistente, el mejor regalo que puedes hacerte es cambiar.  El cambio produce miedo pero es lo que hay si quieres mejorar tu vida. Dejas de vivir por miedo. Te acompaña el ‘y si…’ tan nefasto porque te impide lanzarte a la piscina. Muchas veces sabes que hay agua y aún así no te lanzas.

Recuerda que lo que viviste en el pasado lo viviste en presente y lo que vivirás en el futuro lo vivirás en presente.

Recuerda también que presente es sinónimo de regalo. Regálate cada instante único vivido con la máxima intensidad. En el presente hay la certeza de que lo que hay es real, que no lo es si tu mente está en el pasado o en el futuro.

 

Comentarios

  1. M'agradat molt aquesta lectura pq crec que la majoria de persones estem atrapats en un passat o ennun futur incert. Realment n'ha fet adonar que moltes vegades el present el deixen passar sense viure'l intensament..

  2. Sí, es necesario ahora más que nunca dejar de lado el pasado y el futuro y centrarnos en el presente. Se que cuesta porque la mente va a su bola pero el esfuerzo que supone adiestrarla no tiene precio si lo que queremos es vivir en el ahora con intensidad.

Responder a Glòria Rabell Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Glòria Rabell
Terapeuta transpersonal
Instructora de meditación
Coach lúdico
Diseño web: Knüt

¿Quieres vivir una vida llena? Te doy las claves

Ebook Como vivir una vida llena
Descarga el ebook gratis 👉
¡Sí, lo quiero!
phone-handsetcrossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram