No estoy bien, necesito pareja

De pequeños nos enseñan a través de cuentos de príncipes y princesas, de películas y de canciones románticas que tener pareja es una de las máximas aspiraciones que todo ser humano tiene que vivir. Nacemos convencidos que lo que se espera de nosotros es formar una familia, ser felices y comer perdices.

Y cuando somos adultos, haya boda o no, la mayoría de las personas tienen muy integrado aquello de 'hasta que la muerte nos separe'. Nos casamos o juntamos convencidos de que la unión será para toda la vida sin tener presente que la vida continuamente nos muestra que no hay nada para siempre.

Todos conocemos alguien o ha vivido en su propia piel que la rotura de las relaciones es una realidad cada vez más habitual. Y podemos comprobar -guste o no- que cada vez hay más parejas que la separación llega muy pronto, incluso las hay que cortan la relación al llegar de la luna de miel.

Y es que con la idea de que 'si no tenemos pareja no podemos ser felices' dejamos de lado conquistar la felicidad individual interna y proyectamos, sea como sea, la relación de pareja dando al otro la responsabilidad que sea él o ella que nos haga felices.

Nos han vendido el mito de la 'media naranja' -todavía hay personas que creen que necesitan del otro para sentirse completos y felices creando necesidades, exigencias y dependencia hacia la pareja- sin darse cuenta que la felicidad nunca se encontrará fuera de uno mismo.

Y cuando llega el día que la pareja se da cuenta que la convivencia ya no tiene sentido, que la relación es inexistente y que no se aguanta por ningún hilo aparece la sensación fracaso.

Creencias del tipo 'hasta que la muerte nos separe', 'si no tenemos pareja no podemos ser felices' o 'el divorcio o separación es un fracaso' son creencias instauradas de generación tras generación que limitan nuestra evolución.

De entrada, en el mundo de la pareja, relación, amor no puede haber palabras como 'yo necesito' o 'yo quiero'. El amor y las relaciones para que sean auténticas no pueden ir acompañadas de ningún tipo de necesidades. Estas sólo crean relaciones de dependencia, relaciones frágiles que normalmente no llegan a buen puerto.

La primera pregunta necesaria en caso de separación o divorcio sería... ¿Qué puedo aprender de la experiencia de una relación fallida?

Y luego, importantísimo, es necesario que te ames. Es el paso número uno, la base principal para tener una relación de calidad. Si yo me amo no 'necesitaré' de nadie -ni nada- que llene el vacío interno que suelen tener las personas que no se aman.

Las parejas que tienen un alto niel de autoestima pueden disfrutar de relaciones competentes, saben encontrar las soluciones adecuadas en cada momento, comparten un mismo objetivo, hay respeto entre ellas y en ningún caso culpan al otro de carencias o heridas emocionales. Cada uno se responsabiliza de sí mismo.

Aprender a vivir el presente es clave. Al no estar bien con la pareja, o bien nos obsesionamos en un pasado mejor atrapados en una melancolía enfermiza o bien deseamos un futuro lleno de amor con el príncipe o princesa de cuentos, películas o canciones. La clave, vivir el presente, sea cual sea este presente. Si no es favorable, hay que responsabilizarnos de lo que hay, afrontar la situación y hacer lo que toque hacer que esté en nuestras manos.

Aceptar y Confiar que la Vida, Universo, Inteligencia Superior o como le quieras nombrar nos pone delante las personas y las vivencias adecuadas para nuestro desarrollo personal. Y aunque parezca un milagro -que no lo es- en el momento en que aprendemos a amarnos y vivir el presente, aparece la persona adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Glòria Rabell
Terapeuta transpersonal
Instructora de meditación
Coach lúdico
Diseño web: Knüt

¿Quieres vivir una vida llena? Te doy las claves

Ebook Como vivir una vida llena
Descarga el ebook gratis 👉
¡Sí, lo quiero!
phone-handsetcrossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram