¿Existen las personas tóxicas?

Hace pocos años el término 'persona tóxica' ni se utilizaba. Pero de un tiempo hacia aquí, se ha puesto de moda. Mucha gente conoce a alguien 'tóxico' y se la etiqueta y señala sin ningún tipo de miramiento.

La persona tóxica es aquella que tiene un comportamiento inadecuado que ensucia e intoxica el ambiente de quienes tiene a su alrededor.

Comportamientos variados del tipo: contestar de mala manera, chillar inexplicablemente, cultivar el mal humor, someter a los demás, manipular con facilidad, poner en ridículo a quienes tiene a su alrededor porque sí... Su presencia incomoda y no sabe cómo tienen el día, si al derecho o al revés.

Por supuesto que estar al lado de una persona con estos comportamientos resta energía al más paciente y comprensible de comportamientos psicológicos pero si ponemos la mirada con más profundidad podremos entender que detrás de este comportamiento hay una educación, carencias, limitaciones, vivencias... en definitiva, problemas no resueltos que hace que la persona, tachada de tóxica, se comporte inadecuadamente según los parámetros establecidos de comportamiento.

No es mi intención justificarlas, ni mucho menos. Todo el mundo tiene que responsabilizarse de lo que le pasa, de sus actos, comportamientos y de solucionar lo que no funciona en su vida. Vomitar su malestar interno, emocional o psicológico hacia los demás es una muestra de falta de madurez. El pero de los problemas no justifica ningún comportamiento inadecuado.

¿Pero qué pasa si tienes a tu alrededor alguna persona 'tóxica' que la tienes que tratar sí o sí i que su comportamiento te afecta? Pues te toca hacer algo al respecto porque lo que es fácil, y suele ser lo más habitual, es quejarse, criticar, enfadarse con la persona que causa el mal ambiente, quedarse en un estado sumiso, intentar cambiar al otro... pero lo más probable es que no consigas nada bueno.

Mi visión es que tienes al lado una oportunidad para crecer y superarte. Quizás ha llegado el momento de poner límites, hablarle de manera contundente, aprender a no tomarte las cosas a pecho o no hacerte tuyo lo que no es tuyo, a hacerte respetar y hacer los cambios que convengan a tu favor y a tu salud.

Se sabe que la palabra y los pensamientos tienen mucho poder. Tachar de 'tóxica' a las personas que son emocionalmente inmaduras no es tampoco lo más adecuado. Él o ella se comporta de manera incorrecta. Es su manera de decir 'ey, estoy aquí, necesito ayuda, tengo un problema y no sé cómo afrontarlo'. Y a ti te corresponde hacer lo más adecuado según la situación y entender que lo que tú llamas 'persona tóxica' en realidad son personas con dificultades para atender sus dificultades internas. Si tú quieres, lo que sí existe son situaciones tóxicas debidas al comportamiento inmaduro de los mal llamados 'tóxicos'.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Glòria Rabell
Terapeuta transpersonal
Instructora de meditación
Coach lúdico
Diseño web: Knüt

¿Quieres vivir una vida llena? Te doy las claves

Ebook Como vivir una vida llena
Descarga el ebook gratis 👉
¡Sí, lo quiero!
phone-handsetcrossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram