Antes era de las que no tenía paciencia para escuchar. Quizás porque era una época en que mi necesidad primordial era hablar y hablar. Desahogarme. Vomitar todo lo que tenía dentro. Y no dejaba opción a que los que me escuchaban tuvieran su tiempo y espacio para replicar, afirmar o comentar su punto de vista.

Recuerdo también que era muy buena en terminar las frases de los demás. Creo que inconscientemente me sentía importante. El ego se encontraba a sus anchas y se convertía en el gran protagonista. No me daba cuenta de que cortar al interlocutor es como si dijera 'lo que digo yo es más importante que lo que dices tú'.

Por suerte la vida me llevó a aprender a escuchar. Lo tuve que asimilar, no me venía de serie y me di cuenta de la importancia de la escucha activa.

Escuchar activamente significa escuchar con total presencia y estar únicamente con lo que me dicen. Esto me permite aprender de la otra persona, conocer su visión y abrirme a otros planteamientos. No significa renunciar a mis ideas, claro que no. Pero sí que el diálogo que se forma se convierte en un compartir enriquecedor por ambas partes. Se crea una comunión de uno hacia el otro, y viceversa.

Hecho de menos la práctica de estar atento a lo que el otro dice en televisión y a veces en la radio que a menudo se solapan las voces de unos y de otros, se interrumpen sin ningún tipo de consideración y es tarea imposible entenderles. Ocurre lo mismo en el ámbito político. Unos y otros necesitan imponerse a sus contrincantes y los egos reflejan, con total transparencia, esa necesidad imperiosa de que su opinión es más valiosa que la de los demás a través de gritos e insultos.

La escucha activa es escuchar con todos los sentidos y es sinónimo de respeto hacia el otro y de buena educación, independientemente que la otra persona tenga ideas y planteamientos diferentes y opuesto a los míos.

Apuesto por los diálogos constructivos en vez de monólogos destructivos.

Comentarios

  1. Estic d’acord, al 100% …però em costa moooolt! Falta aprendre a fer-ho,! Jo m’adono que ho faig, en sóc conscient i intento corretgir-ho…però ho faig massa sovint

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Glòria Rabell
Terapeuta transpersonal
Instructora de meditación
Coach lúdico
Diseño web: Knüt

¿Quieres vivir una vida llena? Te doy las claves

Ebook Como vivir una vida llena
Descarga el ebook gratis 👉
¡Sí, lo quiero!
phone-handsetcrossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram