El agradecimiento, un gesto potente

La gratitud es un gesto sencillo pero potente, que aporta muchos beneficios. Pero no me refiero al agradecimiento hacia la persona que deja o regala alguna cosa. Este artículo va más allá, es la actitud interna de dar gracias a nadie ni a nada en concreto.

¿Qué aporta el agradecimiento?

Lo primero, la gratitud nos aleja de aquello que no queremos en la vida: el miedo, la angustia, la inseguridad, la incertidumbre... porque el agradecimiento está reñido a las carencias y necesidades humanas.

Permite vivir en total presencia, en todo momento, valorando las pequeñas cosas del día a día siendo consciente de lo que nos envuelve en nuestra vida.

Y también aumenta el nivel de consciencia. Es decir, al agradecer a nadie ni a nada en concreto nos aleja de la parte mental y nos abre a un estado superior a la mente humana.

Podemos agradecer al final del día o cuando nos despertamos. Es una opción.

  • Gracias por tener trabajo.
  • Gracias por tener dos piernas y poder andar.
  • Gracias por la familia que tengo.
  • Gracias por tener dinero para poder comprar comida.
  • Gracias por vivir en una ciudad bonita.
  • Gracias por las amistades que están a mi lado.
  • Gracias por el viaje que haré o he hecho.
  • Gracias por tener salud.
  • Gracias por...

Pero mi propuesta nos permite practicar vivir el aquí, el ahora, el estar presente, valorar las pequeñas cosas del día a día y ser más conscientes de la vida. Me refiero al ir agradeciendo cada momento, justo en el instante que sucede la situación a la que tengo la oportunidad de agradecer.

  • Tengo prisa y encuentro los semáforos en verde. Soy consciente y doy gracias...
  • Es un día especial para alguien conocido. Me alegro y doy gracias...
  • Me despierto y veo que hace un día espléndido. Me doy cuenta y doy gracias...
  • Me encuentro una moneda en el suelo. La recojo y doy gracias...
  • Un desconocido me saluda con una amplia sonrisa. Le devuelvo y doy gracias...
  • Recibo una buena noticia. Me alegro y doy gracias...

Este 'doy gracias' es interno. No hace falta decir nada a nadie. Simplemente es manifestar sin palabras aquello que sentimos en nuestro interior.

¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Glòria Rabell
Terapeuta transpersonal
Instructora de meditación
Coach lúdico
Diseño web: Knüt

¿Quieres vivir una vida llena? Te doy las claves

Ebook Como vivir una vida llena
Descarga el ebook gratis 👉
¡Sí, lo quiero!
phone-handsetcrossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram