Creencias limitantes personales

Las creencias personales son las que nos han impuesto de pequeños en la escuela o en la propia familia. Hasta los siete años aproximadamente los niños y niñas son esponjas y captan todo lo que ven y escuchan. Si hemos tenido una educación basada en la exigencia, en la que no se permitían errores bajo ningún concepto y éstos eran castigados, en la que se nos comparaban con hermanos o compañeros de aula, en la que se olvidaban de respetar nuestro derecho de ser lo que somos sin tener que renunciar a nosotros mismos o a nosotras mismas... hemos 'tragado' cada una de las palabras que salían de padres y profesionales limitando nuestra vida.

Mensajes como:

  • Con lo torpe que eres no vas a llegar a ser nadie en esta vida
  • Si te sales de la ralla estás suspendido (al pintar un dibujo)
  • Tus hermanos son mejores que tú
  • Eres tonto. Eres tonta
  • Esto se hace como yo quiero que se haga
  • Tus compañeros lo hacen mejor que tú
  • Estás suspendido, tienes un insuficiente o un muy deficiente
  • Cállate
  • No te rías
  • Tu opinión no es valiosa
  • Te vas a caer
  • Eres obtuso
  • Solo has sacado un nueve, podrías haber llegado al diez

Si a este tipo de mensajes les sumamos los comentarios de compañeros, amigos o hermanos que, de manera inocente o cruel, realzan los comentarios se van instaurando poco a poco y llega un momento en que aunque seamos adultos nos creemos torpes, nos comparamos con los demás, nos sentimos poco merecedores, no nos respetamos a nosotros mismos más que nada porque en su momento no nos respetaron, y vamos por la vida con una sensación de inestabilidad emocional, inseguridad y miedo.

¿Qué hacer?

Hay varios caminos para aniquilar este tipo de mensajes limitantes. Primero, darte cuenta de cuáles son. ¿Qué es lo que te impide ser tú? ¿Qué necesitarías para conseguir superarlo? Empezar por ejercicios clásicos pero básicos como mirarte al espejo y decirte mensajes positivos realzando cualquier cualidad tuya. Aprender a poner límites. Permitirte equivocarte. Proceder a machacar los mensajes limitantes con frases en presente, positivo y primera persona. Si, por ejemplo, me creo que soy tonta, la frase que voy a repetirme infinidad de veces a lo largo del día es 'soy inteligente'. Y cualquier actividad que te sirva para aumentar la autoestima.

 

Comentarios

  1. Es cierto la educación de niño te condiciona para siempre, en mi caso me ha supuesto una vida de miedos, timidez, de incapacidad a veces. Para enfrentarme a un jefe abusivo u otras personas con más carácter que yo.

  2. Bé, a mi sempre em deien que rea "torpr" i "cauràs"
    Als 48 anys em van trobar que tenia espina bífida i la medul·la ancorada al coxis.... Ara vaig amb caminador i cadira.
    Quan era petita sempre deia que no podia saltar o fer gimnàstica, però no em creien.

    1. És molt important respectar el dret de ser un mateix. Per sort, soc optimista i crec que cada vegada hi ha més consciència que porta a aquesta mirada. Gràcies Lola per compartir la teva experiència. Salut!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Glòria Rabell
Terapeuta transpersonal
Instructora de meditación
Coach lúdico
Diseño web: Knüt

¿Quieres vivir una vida llena? Te doy las claves

Ebook Como vivir una vida llena
Descarga el ebook gratis 👉
¡Sí, lo quiero!
phone-handsetcrossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram